¿Cuánto dinero cuesta realmente una web?

¿Eres de los que le cuesta hacer aproximaciones y al final siempre acabas llevándote una sorpresa? Bienvenido al club 😛

Para los que nacimos sin el gen que permite estimar el precio de cualquier producto o servicio, planificar acciones en nuestro negocio puede resultar en ocasiones complicado y frustrante.

“Seguro que con X€ me da para montarme una web”

¿Seguro?

¿Has tenido realmente en cuenta TODO lo que vas a necesitar para poner en marcha tu web?

Para salir de dudas y que puedas planificar con cierta base tu presupuesto para tu nueva web, hoy te cuento los gastos fundamentales, a parte del diseño web como tal, que deberías tener en cuenta para no llevarte un susto y que tu cuenta corriente no se quede temblando al final del proceso 😛

¡Tampoco te asustes! La lista que te traigo es larga, pero contiene servicios obligatorios y algunos de los que puedes prescindir o aplazar. Todo depende de tu negocio, del momento en el que se encuentra, de tus necesidades y tu capacidad de inversión.

Coge papel y lápiz que empieza el repaso 🙂

En qué invertir dinero para tu web sí o sí

Dominio
Importantísimo para empezar. La elección del nombre de tu proyecto va a ser fundamental para todo lo que va a venir después. Tu dominio va a ser su representación en internet, así que te recomiendo que optes por un nombre sencillo y fácilmente recordable. Precio: entre 10/15€ al año.

Alojamiento
Seguimos con la parte más técnica. Ahora que tenemos un dominio, necesitamos un lugar “físico” donde almacenar todo lo que vamos a poner dentro de él. Necesitamos darle una casa a nuestra empresa, necesitamos un alojamiento o hosting. Para hacerlo conviene no guiarse unicamente por el precio, sino contratar un servicio de hosting fiable y con buena atención al cliente (algunos ejemplos son WebEmpresa o Banahosting). Precio: entre 50/100€ al año.

Imagen corporativa
No importa lo grande o pequeño que sea tu negocio, necesitas una imagen corporativa. Necesitas unas tipografías, unos colores, un estilo… que se asocie con tu marca.

Si tu negocio es esencialmente online, no hace falta que contrates un pack de diseño corporativo completo con un manual de imagen corporativa de más de 50 páginas. Pero sí una imagen corporativa básica que incluya unas determinadas tipografías, una paleta de colores, un estilo gráfico… Todo ello va a ser esencial para poner en marcha tu web. Precio: aunque depende mucho de las necesidades específicas de cada proyecto, una imagen corporativa muy básica (pero profesional) puede empezar por 200/250€ y crecer según lo que necesite tu empresa.

Plantilla de WordPress
Está claro que existen miles de plantillas gratuitas más que decentes para WordPress, pero si te tomas realmente en serio tu negocio, vale la pena invertir en una plantilla Premium. ¿Ventajas? Continuas actualizaciones que permiten que se adapten a las nuevas características de las nuevas versiones de WordPress, asistencia y servicio de resolución de dudas por parte del equipo que la ha desarrollado… Si contratas el diseño de tu web a un profesional, seguramente será el quien asuma este gasto 😉 Precio: entre 30/70€.

Asesoría legal
Aunque este servicio podría ubicarse en el limbo entre lo obligatorio y lo opcional, lo añado aquí para que lo tengas muy en cuenta. Aunque en internet existen numerosas guías para adaptar tu web a la legalidad vigente, nunca está demás tener a mano el contacto de un profesional que pueda revisar que, efectivamente, estamos cumpliendo con la ley en cuanto a protección de datos, aviso legal, condiciones de contratación… Especialmente importante es este punto si tu web es una tienda online, aquí la cosa se complica y vale la pena estar bien asesorado.

Precio: varía mucho según necesites que te redacten todos los textos o tan solo revisen tu web y comprueben si está todo en orden y te recomienden las mejoras a realizar. 

Y si quieres una web premium…

Copywriting
Casi todos nosotros sabemos mucho de lo nuestro pero nos cuesta mucho “vendernos” a través de los textos de nuestra web. Si es tu caso, es posible que te venga bien la ayuda de un copywriter. El puede ayudarte a definir tu valor añadido y hacer llegar todo tu valor a tus clientes a través de las palabras. Precio: Puede variar mucho de las necesidades de tu negocio y su tipología.

Fotografías
Si eres una empresa unipersonal, empieza a ahorrar para un fotógrafo 😛 Lo que hace diferente tu negocio del resto eres tú y vas a tener que demostrarlo en tu web. Las fotos van a ser clave para conseguirlo.

Además, es posible que de vez en cuando necesites alguna foto de stock. Así que guarda un poquito también para ello. Precio: Desde aproximadamente 175/200€ en adelante

PayPal/TPV
Si tu web no es tan solo una web, sino una tienda online, ten en cuenta cómo van a pagarte los clientes. Aunque al principio pueda parecer que vender productos es igual a ingresar el dinero íntegro de aquello que vendemos, lo cierto es que vas a necesitar una plataforma de pago y esta va a llevarse una comisión de tus ventas. Fíjate bien en la letra pequeña y compara diferentes servicios y bancos antes de optar por una u otra opción. Las diferencias entre unos y otros son notables, así que vale la pena invertir algo de tiempo en informarse antes de tomar una decisión. Precio: Depende del servicio, suele ser una comisión del tanto % según las ventas

Otros servicios premium
Cada web es un mundo y tiene sus propias necesidades. Esas necesidades, en muchas ocasiones, requieren de determinados “extras” de pago que deberías contemplar antes de lanzarte a poner en marcha tu nueva web. Hablo de servicios premium como los de Mailchimp (para email marketing) o de los miles de plugins de pago que están a tu disposición y que pueden ayudarte a mejorar mucho la calidad y la navegación de tu página (desde plugins de comercio electrónico, hasta para crear una web multilingüe o crear un servicio de podcast). Precio: Desde un par de euros hasta cientos de ellos, depende del servicio, el plugin o el plan elegido.


¿Habías considerado todos estos extras al poner en marcha tu nueva web? Te espero con tu experiencia en los comentarios 🙂

Carmen M. Rodrigo
hola@carmenmrodrigo.com

Periodista de formación y diseñadora web por vocación. Ayudo a emprendedores y pequeñas empresas a crear el cóctel perfecto entre diseño y comunicación para poner en marcha el campamento base de su negocio en internet.

2 Comentarios
  • Carmina Carmona
    Publicado a las 14:48h, 30 septiembre Responder

    Interesante entrada! A veces nos lanzamos con ansias sin considerar ciertos factores que son muy importantes. Hace poquito empecé con mi proyecto online y aunque está aún por arrancar del todo, lo próximo en lo que tengo que invertir es en una web de estas de las de verdad, y nada de plantillas gratis de wordpress, que están muy bien pero no se ven tan profesionales.
    Gracias por compartir! 😉
    Que tengas muchos éxitos.

    • Carmen M. Rodrigo
      Publicado a las 15:59h, 05 octubre Responder

      ¡Muchas gracias, Carmina! Tienes toda la razón. Sobre todo al principio nos cuesta muchísimo invertir en cualquier cosa, intentamos hacerlo todo nosotros. Pero llega un punto en el que te das cuenta de que para crecer hay que invertir. Al final, cada uno debemos invertir nuestro tiempo en aquello a lo que más valor aportamos y aprender a delegar en otros profesionales las tareas de nuestro negocio en las que no somos “imprescindibles”. Un abrazo y gracias por pasarte por aquí 🙂

Publica un comentario