Cómo generar confianza en tu negocio online

¿Quién va a fiarse de mí?

Es una de las preguntas que más nos repetimos a nosotros mismos cuando ponemos nuestro negocio online en marcha.

Creamos una marca, preparamos artículos y textos, lanzamos una web… ¿Y ahora qué?

¿Cómo convenzo a los visitantes de que soy un buen profesional y de verdad puedo ayudarles? ¿Cómo me gano su confianza sin tenerles cara a cara? ¿Cómo conecto con ellos de una forma tan “fría”, a través de una pantalla?

Todas estas preguntas se las hizo hace tiempo Raquel Gargallo. Precisamente, porque su negocio se basa al 100% en establecer una relación de confianza con sus clientes. Ella es coach sexual y personal y ayuda, especialmente a mujeres pero también a parejas, a dominar sus emociones y a disfrutar más de su sexualidad, sus relaciones y el amor en general.

Con emociones tan intensas de por medio, te imaginas el gran trabajo que ha tenido que hacer Raquel para que los lectores que llegan hasta su web acaben convirtiéndose en clientes.

Desde luego, no es un proceso sencillo ni rápido. Al igual que en el mundo offline, la confianza es una receta cocinada a fuego muy muy lento. Pero sí es cierto que existen algunos truquillos que pueden ayudarnos a mostrar a través de nuestra web nuestro proyecto con la mayor autenticidad posible, a conectar con nuestros lectores… y conseguir así establecer ese codiciado vínculo de la confianza.

Por eso he querido estrenar esta nueva sección de entrevistas con Raquel. Para que nos hable de esta parte que casi no se ve pero que tanto importa. Para que nos cuente como ha conseguido conectar con sus clientes a través de su web y transmitirles que están en un lugar seguro, que pueden confiar en ella.

 Trabajas dando ayuda y apoyo a personas y parejas que se encuentran en una situación emocional complicada, así que la confianza que tus clientes depositan en ti es fundamental para tu negocio. ¿Qué estrategias empleas para transmitir esa confianza a los lectores que llegan a tu web?

Es cierto, mi sector necesita de muchísima confianza y cierta complicidad entre yo y mi coachee, por lo que es necesario trabajar muy bien esta parte en la web.

Principalmente las estrategias que he utilizado y sigo utilizando son la naturalidad, la autenticidad y la escucha. Me explico, en mi web mi marca y mi proyecto soy yo y mi trabajo, trabajo de tú a tú con la persona que requiere mis servicios . De ahí que sea imprescindible que me conozcan, que sepan qué sensaciones les transmito y la base está en ser tal cual eres y escuchar lo que necesita la gente que va en tu búsqueda.

Para ello antes de realizar y escoger los textos y las imágenes de la web hice un pequeño estudio sobre qué era lo que la gente necesitaba oír, escuchar, leer y saber de mí.

Además les ofrezco asiduamente información de mi trabajo, mi día a día y los temas que les interesan a través de las redes sociales. También artículos propios con newsletter semanal que siguen fielmente y que, gracias a su feedback, sé que les llegan realmente a impactar. También utilizo vídeos de Youtube ya que un video, una imagen en movimiento, también es muy positiva de cara a que te vean gesticular, cómo te expresas, y puedas transmitir esa seguridad, y confianza.

 Hace poco celebraste el primer aniversario de tu nueva web. Sin embargo, tu web actual no es la primera que has tenido. ¿Qué supuso para ti apostar por un diseño profesional a la hora de trasmitir esa confianza a los aterrizaban en tu web?

Realmente cambiar de web para mí fue toda una transformación. Especialmente en mi imagen, no tanto en mi trabajo porque era el mismo, pero también he de decir que se mejoró y potenció. Incluso aumentó la confianza en mí misma y en mis servicios.

Con el cambio de web pude llegar a mucha más gente, de una manera más directa, a todas aquellas personas que les puede interesar mi ayuda o la información que comparto.

Apostar por un diseño fue madurar, darme a conocer al mundo, poder saber si las acciones que hacía o lo que estábamos diseñando tenía buena aceptación y tener todo bien ordenado, bien explicado y bien expuesto. Transparente, más claro, más accesible a todos, más concreta, y más cercana.

 ¿Qué importancia tiene el blog en este contacto con los posibles clientes? ¿Hay gente que contrata tus servicios por la información gratuita que aportas todas las semanas a través de él?

El blog es una herramienta clave tanto para ti como para los clientes. He de decir que a raíz de apostar por una nueva web, una nueva imagen también cuide mucho el modo de presentarme, de dirigirme y de conectar a través de cada texto que hay en mi página con la personas que pudieran entrar a este rincón para saber que ofrecía.

Con el blog me pasó lo mismo. Los artículos han cambiado y se han adaptado a las necesidades de la gente que ha accedido a suscribirse a la newsletter y al contenido del blog. De esta manera, de forma directa, práctica, sencilla puedo ofrecerles información muy valiosa que aprecian realmente y me lo transmiten así.

Es cierto que en mi web, por los temas que trato, la gente que me sigue es más abierta a escribirme por emails privados o contestando al email que reciben que ha dejar comentarios en el blog para provocar debate o diálogo entre ellas. Pero, de todas formas hay muchas personas que me contactan para interesarse por su situación o por como le podía ayudar personalmente en su caso a través de haber leído un artículo en el blog, incluso me escriben agradeciéndome lo que ha supuesto para ellos un ejercicio, una afirmación… y es fantástico, la verdad.

El blog para mí es estar ahí para la gente que te sigue, para posibles clientes que te pueden necesitar en cualquier momento y crear una confianza muy especial, así como un contacto directo muy potente, productivo y fiel.

Mantenerte todas las semanas ahí requiere un esfuerzo que te ayuda a estar en forma en tu trabajo, compartir lo que sabes, algún testimonio que da mucho valor a los clientes… y es un trabajo que se acaba reconociendo.

 ¿Y los recursos gratuitos que ofreces a cambio de la suscripción? ¿También te han ayudado a incrementar esa conexión con tus lectores?

Los recursos gratuitos que ofrezco funcionan especialmente bien. El gancho para que la gente quiera apuntarse a la newsletter es esencial. Es el incentivo perfecto para que den el paso a apuntarse y así recibir todas las semanas un email personalizado sin necesidad de ir a buscar el artículo al blog, que con el trajín que cada uno lleva en su vida se agradece.

A parte de ese incentivo de recurso humano que regalo, también tengo un apartado de recursos gratuitos que funcionan realmente bien. Son temas que en un artículo se quedan cortos y de esta manera pude aportar muchos más ejercicios prácticos para que lo pongan en marcha y puedan comprobar por sí mismos como sería trabajar ciertos aspectos y de qué manera.

Además, a mí me sirve también para saber los intereses de las personas y para hacerles un seguimiento. Y para ellos es otra vía de ayuda que agradecen y que nos facilita un contacto que muchas veces acaba en la demanda de mis servicios.

 Otro punto que conviene cuidar por las relaciones personales que permite establecer es el correo. ¿De que manera gestionas tú el mail para mantener esta relación y que no sea fría, sino todo lo contrario, que se sienta cercana y el cliente sienta que de verdad estás al otro lado?

El email es una de las claves de mi marca y mis servicios. De hecho, tengo incluso un servicio exclusivo de Email Coaching que está funcionando sorprendentemente bien, de una manera muy efectiva y con gran acogida.

El email es una herramienta y un recurso que todos, absolutamente todos, tenemos a mano. Aparte de la newsletter que utilizamos para mantenernos fielmente al lado de nuestros seguidores cada semana, el email para mí es mucho más.

Es la conexión directa que las personas que trabajan conmigo tienen en la palma de su mano (todos tenemos el email en el móvil) y es un recurso inmediato, personal, privado, sin límites, que le permite a mis clientes, por ejemplo, escribirme cada vez que lo necesiten para vaciar en ese momento sus sensaciones, emociones, preocupaciones… Y lo hacen sin tener que esperar a que yo le pueda coger el teléfono o a la siguiente sesión donde nos veamos. De esta forma, para ellos es un alivio contar con alguien a quien escribir y compartir lo que le ocurre en el momento, sentirse acompañados incluso cuando todavía no tienen una respuesta. Ellos saben perfectamente que en 24-48 horas les respondo, lo más rápidamente posible, y es una relación directa entre esa persona y yo. Mi trabajo es muy personal, y con los clientes es imprescindible mantener este tipo de relación, de confianza y de libertad para que ellos cuenten conmigo en todo momento.

Si pienso en otras relaciones, que no son justamente de clientes que están en un proceso de coaching conmigo, también puedo añadir que cualquier duda, consulta, o email que recibo desde la web, desde el formulario, desde la respuesta a una newsletter… sigo el mismo patrón, centrarme y focalizarme en esa persona en concreto y redactar un email expresamente para él o ella. Indicando en todo momento cuando voy a poder contestar y que no se quede esperando, pensando si lo he recibido o no, tomándome el tiempo necesario para solventar en un sólo email el máximo de dudas que tenga o con la intensidad que necesite una aclaración, una explicación… Y siempre intento hacerlo con un tono directo, amigable, confiable, cercano y formal dentro de mi propio estilo.

Las palabras y el email en mi caso son fundamentales y gracias a él parte de mi trabajo es excelente según la respuesta de todos aquellos que han utilizado el email en procesos, dudas…

 A alguien que empieza ahora con su negocio, ¿qué le recomendarías para empezar a trabajar su imagen personal y conseguir esa conexión con el cliente?

A quien empieza le recomendaría que trabajara mucho en sí mismo, sin juicios ni miedos. Sé que a veces es complicado y lo apartamos centrándonos en el negocio, en la empresa…pero la imagen de tu empresa es un reflejo tuyo, así que es imprescindible que trabajes esa parte de ti.

También es importantísimo que sepa que desea conseguir en el sentido de “¿qué quiero hacer sentir a la persona que entre a ver mi web a conocer qué hago y qué tengo para él?”. Que indaguen con qué personas quieren trabajar, cuál es su cliente ideal y que encuentren el equilibrio entre lo que quieren transmitir y su autenticidad. De esta manera el flechazo, la conexión, con quien realmente ha llegado a ti y necesita lo que ofreces, será instantánea.

Lee, busca, observa, analiza, pero sé tu mismo, confía en ti y cree y crea lo que realmente quieres. Todo es posible y la sencillez de lo auténtico es la mejor conexión con tus clientes.

 Y a la hora de vender un determinado producto o servicio, ¿qué es lo que más te ayuda? ¿cómo consigues esa conexión especial con tus clientes?

En este apartado, la verdad, es que he estudiado y probado muchísimas técnicas.

A la hora de vender cursos o procesos de coaching, por ejemplo, los testimonios son fundamentales. Si son con foto y nombre resultan mucho más cercanos y veraces. Que otros hablen de ti es importante y da una perspectiva diferente a la persona que está empezando a conocerte.

Las garantías que ofreces también son un buen apoyo que a mí me funciona muy bien porque la gente se relaja a la hora de tomar decisiones y sabe que puede probar el producto o servicio y si no alcanza las expectativas, comentarme qué ha ocurrido y tranquilamente reembolsarle el dinero.

A nivel psicológico las opiniones de los demás, los casos de éxito, los porcentajes…ayudan a crear una capacidad de confiar más potente, necesitas saber con qué recursos cuentas y con qué pruebas fiables de los resultados puedes trabajar y exponer para darlas a conocer y que sirvan como punto de apoyo a tus clientes. Cuanta más información les aportes, mejor. Unos se fiarán más de su intuición, otros de las opiniones de los demás (si les ha funcionado a ellos por qué no a mi…)… así que son todos estos recursos son necesarios.

Hay muchas más posibilidades a la hora de técnicas para dar a conocer y crear confianza, pruebas gratuitas, un avance, dar un adelanto libre y gratuito del curso para que lo conozcan de primera mano, debates previos, preguntas y respuestas, webinars…aun no he probado todas, pero existen y cada uno tiene que encontrar las que puede hacer, sin agobios e ir probando según su producto, su servicio y sus recursos.

Eso sí, sigo insistiendo que la mejor confianza para crear una conexión real y fiel es la autenticidad y el tú a tú.


¿Qué te ha parecido la experiencia de Raquel? ¿Cómo generas tú confianza en tu negocio? ¿Hay alguna estrategia que te ayude especialmente a crear ese vínculo especial con tus clientes? Te espero en los comentarios para seguir hablando de todo esto 🙂

Carmen M. Rodrigo
hola@carmenmrodrigo.com

Periodista de formación y diseñadora web por vocación. Ayudo a emprendedores y pequeñas empresas a crear el cóctel perfecto entre diseño y comunicación para poner en marcha el campamento base de su negocio en internet.

4 Comentarios
  • Maria
    Publicado a las 14:55h, 12 Enero Responder

    Muchas Gracias Carmen y Raquel por este fantástico artículo.
    Las sincronicidades existen! justo me viene de perlas para darme ánimos!

    • Carmen M. Rodrigo
      Publicado a las 16:33h, 12 Enero Responder

      ¡Qué bien, María! Me alegro muchísimo de que hayas encontrado en él algo útil y puedas aplicarlo a tu negocio 🙂

      Ya nos contarás qué tal te ha funcionado.

      Mil gracias por pasarte por aquí y un abrazo

  • Nuria
    Publicado a las 08:15h, 16 Enero Responder

    Hola, Carmen y Raquel:

    Gracias por este contenido tan útil. La confianza siempre ha sido un elemento clave en la vida de los negocios, aunque en internet su importancia es aún mayor, porque la ausencia de contacto físico despierta recelo.
    De todos los buenos consejos de Raquel me quedo con estos: transmitir la personalidad a través de todos los textos que alimentan la web, autenticidad y naturalidad.

    Un abrazo,
    Nuria

    • Carmen M. Rodrigo
      Publicado a las 08:26h, 17 Enero Responder

      ¡Hola Nuria! Qué bien verte por aquí 🙂

      Tienes toda la razón. La pantalla siempre es algo fría, por eso tenemos que esforzar más aún por transmitir esa confianza. Y la clave es lo que comentas: ser uno mismo y mantenerse auténtico.

      ¡Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Un abrazo fuerte

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR