Qué es una landing page y cómo puede hacer crecer tu lista de suscriptores

Si tienes un negocio digital y tu proyecto vive en gran parte de los clientes que te llegan a través de Internet, seguro que desde hace tiempo tienes en marcha una lista de suscriptores. Es decir, un lugar en el que los visitantes que llegan hasta tu web pueden dejarte su correo electrónico y darte así la oportunidad de que contactes con ellos de vez en cuando.

Contándolo así parece sencillo, ¿verdad?

Creas una lista, escribes en tu blog periódicamente y los suscriptores van llegando solo…

Así es la teoría. Pero la práctica ha demostrado que es algo más complicado de esto.

Por una parte, porque todos (tú y yo también) estamos hartos de recibir correos promocionales de todas partes. Eso hace que, en un primer momento, desconfiemos de darle nuestra dirección a cualquiera que encontramos por la red… ¿Va a bombardearme con promociones? ¿Me escribirá 25 veces cada semana? ¿Querrá mis datos para venderlos?

Nos surgen un millón de dudas más que justificadas y eso hace que nos cueste entregar una información tan valiosa para acceder a nosotros como nuestro mail.

Sin embargo, hay fórmulas para convencer realmente a tus lectores de que vale la pena que te cedan su mail. De hecho, hay un tipo de páginas web orientadas especialmente a ello: las llamadas landing pages o páginas de aterrizaje.

¿Qué es una landing page?

Una landing page o página de aterrizaje es una página que sirve para captar promocionar un producto o servicio determinado al mismo tiempo que captas datos de los clientes.

El objetivo es seducir y convencer al lector para que lleva a cabo una determinada acción, las más habituales son: comprar un producto o servicio, acceder a una promoción, reservar una plaza… Pero hoy vamos a centrarnos en una de las más utilizas y las que pueden ayudarte a hacer crecer tu lista: las landings de captación. ¿Su objetivo? Que tus lectores se conviertan en suscriptores sin casi darse cuenta 😉

¿Y por qué una landing page es más efectiva que cualquier otra página de una web en cuanto a conversión?

Porque no tiene distracciones. 

Una landing va directa al grano. No tiene menú, no tiene enlaces externos, no tiene información superflua… Tiene únicamente el mejor contenido y el más relevante para convertir visitas en suscriptores.

¿Qué puedo ofrecer para convertir lectores en suscriptores?

Vale, tenemos claro que queremos montar una landing. Pero, ¿por qué alguien debería suscribirse al formulario que vamos a poner en ella?

Porque van a obtener un regalo.

Tú le estás pidiendo que te dé su correo, pero te va a costar convencerle de que te lo dé a cambio de nada… Por eso y para que vuestra relación empiece con un win-win, si quieres conseguir un suscriptor lo mejor es que le regales algo.

Una dirección de correo = un regalo de valor

¿Parece un trato justo, verdad?

Si tienes dudas sobre qué podrías regalar a través de tu landing, te doy algunas ideas:

  • Un ebook con contenido de valor
  • Un webinar en directo
  • Un minicurso online
  • Una sesión de consultoría gratuita
  • Una serie de audios sobre un tema concreto
  • Una plantilla descargable
  • Un informe o estudio

Como ves, las posibilidades y los formatos son múltiples y variados. Al final, lo que de verdad importa es que lo que entregues sea contenido de valor.

¿De qué partes se compone exactamente una landing page?

Una vez elegido nuestro regalo, nos toca pensar el diseño de nuestra landing.

Para ponernos con ello, recordemos que una landing siempre va directa al grano. Cero distracciones.

Por eso los diseños suelen ser sencillos y suelen seguir una estructura similar a esta:

  1. Cabecera o Header – Es la parte superior de la landing y una de sus características principales es que NO contiene ningún tipo de menú. Normalmente, incluye el logo (aunque ni siquiera tiene porque aparecer ahí) y un titular con una pequeña descripción a modo de resumen que avance desde el principio al visitante qué es lo que va a encontrar a continuación.
  2. Sección principal y Características – Una vez dado un primer avance, nos toca explicar nuestra propuesta. Necesitamos explicar muy claramente al lector que le estamos ofreciendo. Podemos hacerlo mediante texto combinado con un vídeo, imágenes… También son de gran ayuda los listados en los que se detallan las características del producto/servicio, las ventajas de suscribirse, lo que nos estamos perdiendo sino lo hacemos… Cuanto más persuasivo, ¡mucho mejor!
  3. Llamadas a la acción (parte I) – Vale, ahora el lector ya sabe de qué le estamos hablando y posiblemente esté pensando en si nuestra oferta le interesa o no. Es nuestra primera oportunidad para tentarle, es hora de hacer una llamada a la acción y animarle a que dé el siguiente paso: suscribirse a nuestra lista.
  4. Refuerzo del mensaje – Aunque tu cliente haya visto la llamada a la acción del punto 3, seguramente todavía no se haya suscrito.  No te preocupes, es normal. Necesita que le convenzas un poquito más. Así que afila tu mente porque toca reforzar el mensaje. Usa aquí todo tu poder de persuasión y deslumbra a tu cliente con unos buenos textos con los que sienta que no podría estar haciendo nada mejor en el mundo que adquirir lo que le estás ofreciendo. Busca sus puntos de dolor, sus inseguridades… y cálmalo con tus palabras. Añade testimonios que refuercen tu oferta y aumenten su confianza en ti. Convéncele de que tiene a su alcance la solución a su problema, en tan solo un clic.
  5. Llamadas a la acción (parte II) – Aunque más arriba hemos hablado ya de las llamadas a la acción, lo cierto es que la mayor parte de conversiones no suelen producirse en la parte alta de una landing page, sino en la parte final. Tu lector quiere sentirse seguro antes de dar el siguiente paso, por eso leerá (o al menos escaneará) la página entera antes de decidirse a actuar. Y cuando lo haga, es importante que encuentre la manera de hacerlo. Por eso es fundamental que al final de la página y de forma muy destacada encuentre una llamada a la acción a la que no pueda resistirse. Cuando crees las diferentes llamadas a la acción, te recomiendo que utilices textos diferentes para cada una de ellas. No repitas las mismas fórmulas, no pongas en todos los botones “Ok, ¡me apunto!” utiliza diferentes textos para diferentes botones. Por ejemplo, “¡Lo quiero ahora!” o “Quiero aprovechar esta oferta”.

¿Qué otros elementos puedo utilizar para reforzar mi landing?

Hemos visto cuales son las principales partes de las que se compone una landing. Pero existen otros elementos más pequeñitos que nos pueden ayudar mucho a que nuestra página sea más efectiva y las conversiones aumenten. Algunos de ellos son:

  • Testimonios y prueba social: Aumentan la confianza en lo que ofreces y demuestran al lector que no está solo.
  • Contadores regresivos: Si quieres promocionar tu producto/servicio durante un periodo corto de tiempo pero de manera muy intensiva, un contador regresivo puede ayudarte a convertir más. Añadir presión al lector es una forma de motivarlo y animarlo a que se dé prisa y actue YA.
  • Listados: Lo comentábamos unas líneas arriba, los listados son geniales para exponer las características, ventajas, beneficios… de lo que estamos ofreciendo. No tengas miedo de usarlos a lo largo de la landing. Facilitan la lectura y ayudan a tomar decisiones.
  • Fotos e imágenes reales: Si quieres aumentar la confianza de tu lector, olvídate de las fotos de bancos de imágenes. Utiliza fotos reales y originales que de verdad representen el producto o servicio que le estás ofreciendo. Si es un e-book, enseña su portada; si es un vídeo, pon una captura…
  • Lado personal: A las personas nos gusta tratar con personas, así que no dudes en añadir un pequeña biografía y una foto tuya a tu landing. ¡Nos encanta verte!

Ahora que tienes todas las claves para crear una landing page que convierta, solo te falta ponerte manos a la obra. Piensa en el contenido de valor que vas a entregar a tus suscriptores, creálo, prepara unos textos irresistibles y ponte a diseñar tu landing (si necesitas una mano, sabes que puedes contar conmigo). ¡Tus lectores lo están esperando! 🙂


¿Sueles utilizar landing pages en tu web? ¿Has notado los resultados? ¿Todavía no te has atrevido con ello? Sea cual sea tu situación, me encantaría que me la contaras en los comentarios.

Carmen M. Rodrigo
hola@carmenmrodrigo.com

Periodista de formación y diseñadora web por vocación. Ayudo a emprendedores y pequeñas empresas a crear el cóctel perfecto entre diseño y comunicación para poner en marcha el campamento base de su negocio en internet.

No hay comentarios

Publica un comentario